7 mar. 2016

¡Nos casamos!

¡Nos casamos!

Yo y él, nos casamos. Lo hacemos porque nos amamos y porque queremos iniciar una nueva etapa juntos, seguramente formar una familia y forjar las bases de una relación que seguirá sorprendiéndome día a día cual aventura. Nos apetece hacer una fiesta e invitar a nuestros seres más queridos, pero sin BODORRIOS sin 200 invitados, sin todo el lerele que hace perder la verdadera esencia de lo que queremos.

Quiero llevar un vestido sencillo que deje ver mis esperanzas e ilusiones, que las transparencias sirvan para ventilar los miedos, el largo para formar las raíces que arrelen con fuerza en la tierra y a su vez la ligereza pueda permitirme seguir volando libre por el día a día de la lucha vital que es la vida en la Tierra.

Quiero que mis amigas, mi amigos y mi familia; pero sobretodo él me miren a los ojos y sepan que soy yo. Ni mi vestido, ni mi peinado, ni mis joyas, ni mi maquillaje dejen de mostrar lo que yo soy, mi sencillez, mi humildad, mi gentileza, mi amor. Sin disfraces. Auténtico y simple como yo.

Deseo que la verdadera atención sea el momento, las personas, la fiesta y el disfrute que nos une de forma entusiasta y divertida.
Quiero que celebremos el amor, la calidez, la sencillez y el momento presente sin más. Y que nuestros cánticos de alegría lleguen a nuestros corazones ahondando en la paz del amor familiar que las personas que amas se profesan unas a otras.

 Y no quiero nada más que verte sonriendo, cogiéndome la mano y sabiendo, con seguridad, que aquí es dónde quisiste estar toda la vida. En este justo momento, abrazándome y dándome tu fuerza y energía con la seguridad de que este es el único camino posible, el que unen nuestros pasos al unísono.


Por fin estás aquí, conmigo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario